MERIENDAS INFALIBLES PARA NIÑOS Y NO TAN NIÑOS [Versión dulce]

MERIENDAS INFALIBLES PARA NIÑOS Y NO TAN NIÑOS [Versión dulce]

Si si, has leído bien: versión dulce. Pero que no cunda el pánico. Habrá otro post con ideas de meriendas saladas + alguna recetita.

Supongo que empiezo por las meriendas dulces porque desde siempre me ha vuelto loca éste sabor. Si miro hacia atrás en el tiempo puedo recordar las meriendas de cuando era pequeña. Había días en los que me comía una estupenda compota de manzana (opción saludable), otros días (la mayoría) tomaba leche de vaca con (cacao extra-azucarado + azúcar) y galletas (ultra-procesadas, claro…). Pero sin duda una de mis meriendas favoritas era tomar aquellos cereales del tigre que iban literalmente bañados en 20 kilos de azúcar blanco con leche de vaca + (cacao extra-azucarado + azúcar). ¡Toda una bomba!

Hoy echo la vista atrás y pienso ¡¡¡¡SOCORROOO!!!! Me entra el tembleque solo de pensarlo. Sé que mi madre me preparaba esas meriendas con todo el amor del mundo y no imaginaba ni por asomo el impacto negativo que eso podía suponer para mí salud. Así que cuando empecé a SER CONSCIENTE de lo que significaba nutrirse empecé a cambiar esas meriendas (desayunos, snacks…) por opciones más sanas sin necesidad de renunciar al dulce.

Y aquí me tienes. A puntito de darte algunas ideas de meriendas para comerlas en casa o para llevar. Cabe decir que estas opciones también sirven para desayunar o tomar como snack a media mañana.

¡AQUÍ LAS TIENES!

  • Fruta fresca: la opción más rápida, fácil y sana que se me puede ocurrir. Si quieres prepararlas para llevar y que no se oxiden solo tienes que añadirles un chorrito de limón después de cortarlas.
  • Fruta seca: dátiles, pasas, orejones, higos…por supuesto todos ellos sin azúcares añadidos. Mira siempre las etiquetas.
  • Frutas deshidratadas: las puedes preparar en casa o bien comprarlas (repito, ojo con el azúcar añadido. Atenta a las etiquetas).
  • Bebida vegetal (sola, con canela, con cacao puro…) + muesli bio o casero. Ésta opción da mucho juego porque según las apetencias de que cada día le puedes echar desde frutas secas, frutos secos, copos de cereales, cereales hinchados, frutas frescas tipo arándanos, frambuesas, manzana, pera…o añadir toppings como nibs de cacao, polen, semillas, etc.
  • Ídem que la opción anterior pero con yogur vegano (coco, avena, arroz), yogurt de cabra u oveja.
  • Tortitas de arroz o de cualquier otro cereal con frutas laminadas y un chorrito de sirope de ágave (opcional).
  • Crackers hechos con harina integral (eso siempre!) con tahine tostado y plátano.
  • Pancakes de cacao puro y plátano. Deliciosos e irresistibles. ¿Quieres la receta? Déjame tu respuesta en los comentarios 😉

¡Y ahora prepárate que viene lo bueno!

Quiero proponerte las 2 MERIENDAS INFALIBLES que nos están robando el corazón en casa últimamente. Toma nota:

 

 

BIZCOCHITOS DE AVENA Y PLÁTANO

Ésta receta es muy popular entre muchas mamás. Pero no quiere decir que sea una receta para bebés o niños pequeños. En casa nos gustan a todos. De hecho nos montamos unas merendolas con estos bizcochitos que ni te cuento…

INGREDIENTES

  • 2 plátanos maduros
  • Copos de avena
  • Canela (opcional)
  • Nota: en lugar de plátanos puedes usar manzanas o peras. Quedan igual de ricos aunque menos dulces.

PREPARACIÓN

  • Pre-calienta el horno a 180º
  • Chafa los 2 plátanos con un tenedor hasta que quede un puré. Añade la misma cantidad de avena (yo la suelo echar a ojo). Si te gusta la canela mézclala en este punto.
  • Forra un recipiente rectangular con papel para hornear y extiende toda la mezcla de forma homogénea haciendo que esta tenga un grosor entre 1 y 2 cms.
  • Hornea durante 15 – 20 minutos (depende de cada horno).
  • Desmolda y deja enfriar para poder hacer las porciones o bizcochitos.
  • Otra opción que está deliciosa es tomarlos calientes con un poco de crema de cacahuete, tahine o mermelada casera. Mmmm!

 

 

 

 

PUDDING DE CHIA CON MERMELADA DE FRAMBUESAS

La primera vez que hice un pudding de chía me quedó súper líquido y pensé…”¿tanta historia para esto?”. Es cierto que tampoco me esmeré demasiado en la presentación, en los toppings…todos esos elementos que le dan chispa a los platos. Pero como soy muy cabezota le quise dar una segunda oportunidad. ¡Y cuanto me alegro de haberlo hecho! Desde entonces se ha convertido en un MUST en mí cocina. Lo bueno es que da mucho juego, puedes hacerlo básico con un poquito de canela o cacao puro. O añadirle frutas como en la opción que te presento a continuación:

INGREDIENTES

  • 1T de bebida vegetal (la que más te guste)
  • 3C de semillas de chía
  • 1T de frambuesas congeladas
  • 1C de sirope de ágave
  • Toppings: frambuesas, nueces, virutas de coco

PREPARACIÓN

  • Mezcla las semillas de chía + la bebida vegetal la noche anterior.
  • Guárdala en un bote de vidrio con tapa en la nevera.
  • Para hacer la mermelada tienes que triturar con tu robot de cocina favorito las frambuesas junto con el sirope de ágave. Si no te gusta encontrarte la parte fibrosa puedes colarlo. 
  • Finalmente sólo te quedará montar tu pudding de chía, la mermelada y los toppings como más te guste.

 

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que pruebes a realizar las recetas y me dejes tus comentarios aquí abajo 😉



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies